____ ____ ____ ____ ____ Oliver Laufer: El liberalismo y la realidad objetiva.

Thursday, October 28, 2004

El liberalismo y la realidad objetiva.

Cuando Adam Smith ensayó sobre por qué las naciones de Occidente se habían vuelto ricas y habían prosperado económicamente, llegó a una conclusión certera, y su razón radica en que el liberalismo y su sistema de mercado no son una teoría, no son un modelo que aún no se ha puesto en práctica. Adam Smith no postuló un supuesto, él simplemente observó como los países se habían vuelto más ricos y luego sacó conclusiones. Las teorías se basan en una presunción previa, y predican a su vez, los resultados de la misma. Es por eso que son teóricamente perfectas, porque, como modelo utópico, no tienen error alguno. Luego cuando se ponen en la práctica no funcionan, y como prueba de ello tenemos en la historia a la URSS y actualmente a Cuba y a Corea del Norte que no sufren el fenómeno de superpoblación, por lo que moralmente quedan más al descubierto que China que poco a poco está destapando su economía.

El capitalismo, por su parte, es una conclusión basada en la observación del funcionamiento de la realidad objetiva, no es una hipótesis, es la realidad misma del funcionamiento de la economía en cuanto a su capacidad de prosperar en la sociedad. La realidad no es perfecta, las teorías, al tratarse de conjeturas previas a una conclusión, sí lo son. Por eso se dice que una sociedad en la que el Estado está limitado hay desigualdades y pobreza, que son puramente subjetivas y dependientes a cada individuo. El liberalismo se basa, como punto de apertura en su práctica, en la igualdad de oportunidades que es la única igualdad que se puede anteponer en un contexto de libertad real. Al encontrarse en una situación de igualdad de oportunidades, cada individuo puede llegar hasta donde sus capacidades físicas e intelectuales se lo permitan o simplemente hasta donde desee llegar, siendo posible, pues, que cualquiera sin exclusión alguna pueda ejercer el oficio que desee y pueda enriquecerse lo mayormente posible si en ello se empeña. Al buscar el beneficio individual, respetando las reglas del mecanismo de mercado, se contribuye al beneficio de los demás miembros de la sociedad.

El mecanismo de mercado es lo que Adam Smith llamó la mano invisible. Su función radica en el movimiento de la economía, que a su vez depende de los individuos que intervienen en ella. Es, por tanto, el mercado y no el Estado, el que decide qué cantidad de productos puede ofrecer una empresa en función de la demanda y de la oferta. Si por ejemplo disminuye la demanda de un determinado producto y aumenta la demanda de un segundo producto, el precio del primero bajará hasta que se equilibre con la curva de mercado mientras que, como en la economía se administran los recursos escasos, el precio del segundo aumentará de manera que ambos, oferente y demandantes, queden satisfechos con la transacción realizada.

Para que la mano invisible funcione son necesarias empresas en manos de capital privado, por lo que, en el momento de demostrar el funcionamiento del liberalismo, Smith llegó a la conclusión básica de la doctrina liberal, que no es sino la existencia de la propiedad privada individual, no porque así lo quisiera, aunque en efecto es lo más justo. Pero fuera de lo moral y lo ético simplemente llegó a esa conclusión porque observó que de ese modo las naciones se habían vuelto mucho más ricas.

El liberalismo es una observación de la realidad objetiva, y la realidad no es siempre justa, pero como se ha demostrado, el liberalismo es el único sistema coherente de organización de las riquezas. Y no existe por ahora, ningún otro sistema que respete tanto a la persona, que funcione y que contribuya a la evolución intelectual y a la supervivencia inminente de nuestra especie en la actualidad y en el futuro.

6 Comments:

Anonymous Anonymous said...

Oliver, el análisis muy bueno, sobre todo las conclusiones sobre medir al capitalismo liberal, por los resultados objetivos basados en la experiencia histórica.

Sin tener una legislación que me respalde legalmente, que lo mío es mío, y lo tuyo es tuyo, la creatividad y la esencia misma de la “función empresarial humana” ( mises, acción humana. Socialismo, soto), no entrará en juego, y esa información tan vital para la organización y distribución de los recursos en la sociedad, no se originará. El socialismo es inviable justamente por este punto. Es incapaz de entender el rol “ empresarial” que posee el individuo. Ante la imposibilidad de generarlo por sí mismo, necesita de un órgano central ( ahí surge el llamado comunismo soviético) que organice de alguna manera las actividades económicas, para darle forma a esa información. La autoridad central, utilizando mandatos gestará la base de la caída definitiva.
Por eso, es necesario reforzar aún mas “el capitalismo liberal”, que es el único que brindará plena plenitud al ingenio y creación de los individuos.
Cuanto más libre sean, mas prosperidad habremos de alcanzar.

Cierto es, que en las universidades, aún no se enseña con profundidad esta esencia de la economía. Todas ellas, nos hablan de cómo debemos arreglar los economistas las “imperfecciones del mercado”, cuando en realidad deberían de enseñarnos a terminar con esos mandatos que originan esos desequilibrios. Oliver, aún quedan resazgos del comunismo¡¡¡¡.

Por ultimo, quiero felicitarte, es bueno que cada vez mas liberales nos juntemos y expongamos abiertamente nuestros principios y creencias. Tu con este blogs lo estas haciendo.

Saludos,

MazzaMauro

10:48 PM  
Blogger juegos.de.sociedad said...

Es curioso como planteas el liberalismo decimonónico como una ley natural, siendo que es más bien una colección de observaciones empíricas de un sistema económico histórico concreto. Habrás notado ciertos cambios en la economía mundial desde entonces, imagino.
Cuando hablas de igualdad de oportunidades, en un sistema liberal utópico en el que todas las empresas tienen las mismas oportunidades de medrar, con pesos económicos parecidos, hay que conceder una serie de supuestos para que toda persona se pueda realizar en función de sus capacidades y de su iniciativa, toda persona tiene que tener garantizado el alimento, la educación hasta el grado que desee y sea capaz de desarrollar, por ejemplo, y un capital inicial con el que comenzar una empresa, pero en el mundo real, esa supuesta igualdad de oportunidades está empañada por la situación social de nacimiento, así una persona con menos iniciativa y recursos personales, nacida en una familia de vasta herencia tendría muchas más oportunidades que otra, por lo que para ir en la linea de la igualdad de oportunidades debería abolirse la herencia, y por otro lado, incluso con un buen capital inicial y una buena idea, en el mundo corporativo empresarial actual, en el que no solo se patentan tecnologías sino también ideas de negocio, un entrepreneur tendría serios problemas para iniciar una empresa sin estar ya de entrada en las manos de los gigantes internacionales. ¿Cual es tu punto de vista, como liberal clásico, sobre las macrocorporaciones transnacionales?¿No te resultan, con sus políticas monopolistas de control del mercado demasiado parecidas a los estados?

1:04 PM  
Blogger Roberto Iza Valdes said...

This comment has been removed by a blog administrator.

5:46 PM  
Blogger Roberto Iza Valdes said...

This comment has been removed by the author.

9:15 PM  
Anonymous Anonymous said...

simplemente, sin necesidad de tanta palabra, eres un facho de mierda!!

5:54 AM  
Blogger Iza Firewall said...

This comment has been removed by the author.

4:22 PM  

Post a Comment

<< Home