____ ____ ____ ____ ____ Oliver Laufer: Concesion de Libertad para Todos

Friday, June 01, 2007

Concesion de Libertad para Todos

El Gobierno nacional Bolivariano decidió el pasado 27 de mayo no renovar la concesión de la frecuencia que Radio Caracas Televisión había utilizado durante 54 años. Una dictadura, gobiernos socialcristianos y socialdemócratas, golpes de Estado, huelgas y crisis nacionales de profundísima índole no habían impedido que RCTV continuara emitiendo contra viento y marea, y con un punto de vista crítico -que no el correcto,- el vaivén social de la Venezuela contemporánea.

Los opositores tradicionales al Señor Chávez han dicho las mil y un barbaridades sobre el caso RCTV, las cuales gustosamente analizaremos en el presente artículo. De igual modo, los seguidores del gobierno se han acobijado ante las más absurdas excusas políticas. Asimismo, nadie ha ido a la raíz verdadera de este problema (el socialismo) porque a nadie le conviene hablar de raíces.

Una concesión, en términos económicos, es la autorización del derecho al uso por un tiempo determinado de un bien o servicio. En el caso de RCTV, el bien era la frecuencia o canal abierto con el que la televisora emitía su señal a los hogares venezolanos. Esta frecuencia pertenece al Estado y, consecuentemente, el gobierno tiene el derecho absoluto de administrarla como le parezca conveniente. Si el Presidente Chávez decide que esa frecuencia va a emitir a partir de ahora la señal de la Televisora Social Tves, nadie dentro del sector privado ni en la oposición tradicional puede decir que las acciones del Presidente no están fundamentadas en un derecho constitucional. Chávez lo ha hecho porque el pueblo se lo ha permitido con décadas de elefantismo estatal.

Lo que sí podemos decir desde la oposición liberal es que nadie en este país tiene autorización de jugar con las libertades básicas de los venezolanos. Nadie. Y una libertad básica es la de tener un gobierno limitado en sus funciones, donde las frecuencias radioelectrónicas pertenecerían íntegramente al sector privado. Es decir, la frecuencia del Canal 2, en un gobierno liberal, habría pertenecido a RCTV y no al Estado. Sin este poder en sus manos, el gobierno socialista habría perdido su oportunidad de oro –aunque no la única- de censurar a los que no piensan del todo como ellos.

Decir desde la oposición que es el Estado el que tiene que administrar estas frecuencias para evitar interferencias, no es más que darle la razón al Gobierno usando otras palabras. En el sector público, la moralidad es circunstancial, subjetiva e ideológica. Si la frecuencia #2 hubiera pertenecido a los operadores de RCTV desde antes, constitucionalmente el Gobierno habría carecido del poder de conceder y eliminar concesiones a diestra y siniestra.

Lo más triste y penoso de todo esto, es que el supuesto líder de la oposición, Manuel Rosales, quiera someter nuestras libertades básicas a referendo, como si de un juego se tratara. El Señor Rosales debe entender algo seriamente: con nuestras libertades no se juega, Gobernador, y ninguna mayoría, por muy enorme que sea, puede limitar mediante el voto, el derecho a la libertad de los venezolanos.

Cuando salgamos a la calle, sobre todo los jóvenes, debemos tener algo muy claro. La lucha se debe hacer desde adentro, y por tanto, debe ser ideológica. Las libertades individuales y civiles se amparan a medias en un abanico de limitadores gubernamentales que debemos limitar mediante la fuerza de la razón, sin descansar ni dar el brazo a torcer. Hay dos formas de hacerlo: exigiéndole al gobierno que limite sus poderes o instaurando un gobierno con poderes limitados. Esto lo lograremos oponiéndonos.

Y la única oposición clara al socialismo, viene íntegramente del Capitalismo Liberal.

Labels: , , , , , , ,

2 Comments:

Blogger Daniellha said...

Oliver...llegué a tu blog y quiero decirte que te felicito, eres muy joven y estás muy claro en todo lo que has escrito. Para mí el Sr. Rosales aprovecha todas las oportunidades para que crean que él puede sacarnos del sistema. Es mentira lo hace para lucirse y continuar engañando.
Lo que estamos viviendo es por valentía de la juventud de nuestro país.
Jovenes que estan hartos de vivir en tanta mediocridad, como la que estamos viviendo. No tenemos líderes. Son ustedes quienes pueden guiarnos a un cambio. Suerte amigo.
Un fuerte abrazo.

7:05 AM  
Blogger Além said...

Saludos.

Caballero, me da la impresión de que su definición de libertad está un poco distorsionada por dogmas "liberales". Y con esto me refiero a que cuando dice que «una libertad básica es la de tener un gobierno limitado en sus funciones, donde las frecuencias radioelectrónicas pertenecerían íntegramente al sector privado» está usted pecando de ingenuo, si no de mentiroso.

¿Qué nos da más libertad? ¿Tener un gobierno que "controle" el espacio radioeléctrico y lo administre en función de los intereses públicos? ¿O dejarlo en manos del «sector privado» para que sólo las personas con un gran poder adquisitivo puedan administrarlo?

Recordemos una cosa básica: a los gobernantes de democracias formales les podemos dar la patada con nuestro voto. Y me da en la nariz que al presidente de una gran empresa no podemos echarlo. Repito: ¿qué es más justo? ¿Qué garantiza más nuestra libertad?

Si usted me argumenta que los gobiernos hacen lo que les place, eso significa que el Estado aún es imperfecto, por tanto mejorable. Esto es, si eso ocurre, quiere decir que todavía no se habrá conseguido el nivel requerido de transparencia y democracia real. Pero eso no invalida para nada la utilidad de un Estado.

En conclusión: poner bienes públicos en manos privadas no nos hace más libres. Hace a esas manos privadas más poderosos de lo que ya son.

1:01 AM  

Post a Comment

<< Home