____ ____ ____ ____ ____ Oliver Laufer: Objetivismo sectario

Wednesday, May 25, 2005

Objetivismo sectario

Soy conciente de la imagen que tiene la sociedad liberal sobre la persona de Ayn Rand desde hace ya algunas décadas. Y a cualquier liberal, en sus inicios, sobre todo si es norteamericano, se le inculcará en un gran número de casos, la doctrina del llamado Objetivismo filosófico como base epistemológica. Este artículo será plenamente subjetivo y no pretendo fomentar, ni mucho menos, un anti-objetivismo. Creo en muchos de los postulados objetivistas, pero, a mi juicio, la filosofía de Rand tiende a convertirse en una filosofía incompleta, superficial y su mal uso por los herederos, actuales promotores de la doctrina, la convierte en un movimiento casi sectario y dogmático.
Una tendencia filosófica, pienso, no puede quedar atrapada en el núcleo de sus defensores, sin poder dar más de sí misma. Ninguna filosofía ha muerto por ser criticada. De hecho, las filosofías griegas que se criticaron por quienes, desde sus inicios, fueron seguidores de ellas, nunca perdieron su esencia doctrinaria y sirvieron como base para nuevas filosofías y religiones, siendo éstas incluso las que hoy subordinan nuestro modo de vida, el occidental. Muchos filósofos han sido críticos con sus propias filosofías, y con ello, han logrado crear sistemas para llegar al conocimiento de la realidad más precisos.
Por ejemplo y sin ir muy lejos, el Objetivismo de Ortega entra en contradicción con su posterior Perspectivismo y su Raciovitalismo. Ortega entendía, al igual que Rand, que había una única realidad, ajena a la persona, objetiva y empírica, pero que la persona tenía, como individuo, una interpretación subjetiva de esa realidad que viene determinada por sus circunstancias de vida y la cual podemos llegar a conocer a través de la suma de todas las realidades subjetivas: de todas las interpretaciones que tienen los individuos sobre el entorno en el que se desenvuelven.

Ayn Rand
Rand niega la existencia de la metafísica, por lo tanto, el Objetivismo sólo acepta una única realidad, que es el mundo exterior, totalmente ajeno a la persona, por lo que llegamos al conocimiento de la realidad a través de la simple observación del mundo. En este caso Rand hace una separación de lo que esa realidad es en sí y lo que cada individuo interpreta de dicha realidad. La realidad es lo que es, sin más, independientemente de lo que cada individuo experimente al percibirla. Además, el Objetivismo de Rand afirma que es necesaria la razón para entender como funciona dicha realidad objetiva. El hombre depende por completo de la razón, y, efectivamente, nos diferenciamos de los demás seres vivos porque tenemos capacidad de raciocinio. La razón ayuda a cada persona a llevar a cabo una efectiva toma de decisiones a lo largo de su vida, y esta capacidad nos convierte en dueños de nosotros mismos, de nuestras decisiones, de nuestro carácter y personalidad. La existencia de esta capacidad que desemboca en un profundo sentido del individualismo parte hacia otros supuestos que niegan la subordinación por cualquier fuerza exterior e independiente de la persona. Cada uno está capacitado a tomar sus propias decisiones mientras que éstas no afecten las libertades que tienen los demás individuos. Esto desemboca, a su vez, en el Laissez-Faire, porque es el único sistema moral, económico, social y cultural que no atenta contra las libertades de cada uno para tomar sus propias decisiones.

Las contradicciones del Objetivismo
Esta capacidad de tomar nuestras propias decisiones determina siempre la búsqueda de no violencia, de no atentar contra otras personas exceptuando el hecho de que estas otras personas hayan iniciado el uso de la fuerza contra uno: en este caso uno puede disponer de todos los medios necesarios para salvaguardar nuestra integridad física. Esto ha dado lugar a una reinterpretación del Objetivismo. Rand defendió, sin ir muy lejos, un apaciguamiento total con respecto al estado de la libertad en el resto del mundo. Esto es, podemos utilizar la fuerza para salvaguardar nuestra persona, siempre y cuando otro haya atentado contra nuestra integridad (esto me imagino que no engloba únicamente al individuo sino a la sociedad y su funcionamiento). Pero en el caso de que se ejerza el uso de la fuerza entre dos grupos ajenos a nosotros, no debemos intervenir. Esto significa, por ejemplo, que el Objetivismo que defendía Rand negaba la intervención norteamericana en la liberación de Europa de la tiranía Nazi, y de este mismo modo, Rand fue profundamente crítica con la intervención norteamericana en Vietnam. No debemos sacrificarnos, según ella, por exportar la libertad donde no existe. Este aislamiento supone, a mi juicio, un error en la concepción histórica: si la Alemania Nazi se hubiera hecho con el mando de Europa entera, esto habría afectado, muy probablemente, a los Estados Unidos, empezando por su economía.
Dos de los sistemas económicos más socialistas en Europa durante la primera mitad del siglo XX fueron los de Hilter y Mussolini. No quiero hacer psicohistoria ni suposiciones de lo que habría ocurrido ante una victoria del Eje, al menos en Europa. Pero son muchas las características y las circunstancias que me hacen creer que no habría supuesto ningún beneficio para América, ni muchísimo menos. Sino que las consecuencias, para la nación estadounidense, habrían sido colosalmente negativas en todos los aspectos, empezando, como dije, por el económico. La Guerra fría, asimismo, se caracterizó porque las tensiones entre los dos bloques nunca llegaron a más. Pero, de haberse producido la guerra como tal, los satélites soviéticos habrían actuado contra la integridad de los norteamericanos. Y la prueba empírica de ello más característica fue la actitud de Fidel Castro durante la crisis de los misiles de Cuba. Por eso EE.UU. intervino, incluso en América Latina, en varios países donde se habían impuesto sistemas totalitarios simpatizantes a la dictadura comunista de la URSS.
En este sentido no es la moral la que toma riendas en el asunto: son las libertades individuales. De hecho, para este artículo, sólo actúo bajo los dictámenes de las libertades individuales. Pero en el caso de que, además, tuviéramos que acoplar el concepto de moral a la idea de exportar la libertad donde no existe, sobre todo la idea de moral que concurre en Norteamérica, que se basa, ante todo, en la idea de libertad, el Objetivismo se quedaría de nuevo vacío de argumentos, sobre todo si quiere hacer apología de sí mismo como una filosofía para vivir en la tierra, en el mundo. Yo no puedo considerar que el mundo sea un lugar libre mientras haya en él territorios donde la libertad de la persona no se respeta, quedándonos los demás, como se dice, de brazos cruzados. Aquí poco tienen que ver las costumbres culturales. Es compartido por una gran mayoría, incluyéndome, que las costumbres históricas de cada lugar no sirven como argumento para violar las libertades y los derechos. Si esto fuera así no existiría, por ejemplo, una Shirin Ebadi en Irán, o una Shahida en Afganistán. No habría cubanos en Miami, ni venezolanos, sin ir muy lejos y en lo personal, viviendo en España.
John Locke y Ayn Rand atribuyeron nuestra capacidad de comercio y nuestro interés de beneficio individual a que somos seres egoístas. David Hume y Adam Smith lo limitaron sin embargo al hecho de que somos seres sociables por naturaleza: la invención de las lenguas a lo largo de la historia de la civilización se acopla a la teoría de Smith y Hume.

El sectarismo en el Objetivismo
El sectarismo, que es otra de las contradicciones de los objetivistas, no es posterior a la muerte de Rand. La asociación de la idea de secta a la escuela objetivista puede parecer a primera mano un término peyorativo, (como lo es el término “randroid”, utilizado, sobre todo, en Estados Unidos por críticos sensacionalistas de la doctrina de Rand).
La idea de sectarismo, al contrario, viene impuesta por la actitud que asumieron los seguidores de la doctrina randiana y del Objetivismo en el momento de más auge de esta filosofía. El grupo se fue cerrando a la crítica y sólo seguían los dictámenes que había impuesto el pensamiento de Rand. Algo que contradice por completo la idea de libertad, apertura al mundo y vitalidad que mostraba Rand en sus novelas y ensayos.
De hecho, el actual Instituto Ludwig von Mises no hace mención alguna a Ayn Rand ni a su pensamiento en ningún momento. Esta fue una de las primeras, y más importantes, rupturas del movimiento sectario con un antiguo seguidor, en este caso el afamado economista austriaco von Mises.
Al producirse la muerte de Rand, la escuela objetivista pasó a nuevas manos y la idea previa de apaciguamiento exterior -que ya expliqué- fue desapareciendo por completo, naciendo, paradójicamente, dentro del grupo, la defensa total del intervencionismo militar en donde fuera necesario, haciendo uso de la fuerza contra otros individuos, siempre en defensa de los postulados que nombré anteriormente. Esto supone el cambio más importante que han asumido los defensores del Objetivismo, separándose por completo del pensamiento de Rand al respecto y reescribiendo un capítulo del movimiento filosófico objetivista. Asimismo, lamentablemente, el sectarismo no ha desaparecido, de hecho en sitios como Capitalism.org, The Intellectual Activist, Capitalism Magazine o The American Individualist sus miembros militan un Objetivismo absoluto, mostrándose favorables y defendiendo constantemente la política exterior del Presidente Bush, cuestión que Rand muy probablemente no habría hecho. También excelentes artistas como los dibujantes John Cox y Allen Forkum, republicanos y defensores de la guerra a la barbarie terrorista se declaran objetivistas, así como un grupo de pintores norteamericanos, cuya obra artística, casi en su totalidad, es un tributo a la filósofa rusa.

Mientras que esto ocurre, los españoles nos debatimos entre el sí y el no de la necesidad de la filosofía. A diferencia del presidente del gobierno de España, yo creo que quien no sabe de filosofía navega a ciegas por el mundo del conocimiento, hacia la ignorancia. Una idea muy atractiva para los seguidores de lo imposible. Sobre todo porque en España, desde hace un año, el fin justifica los medios. Y la ignorancia justifica el voto socialista. Pero en eso consiste el juego, lamentablemente.

13 Comments:

Blogger incorregible said...

Bastante claro, gracias por aportar un poco de pensamiento entre las miles de comentarios sobre noticias de actualidad que invaden la blogosfera.
Me quedo con la distinción entre Locke y Hume y Smith.

12:20 AM  
Anonymous Patricia Ávila said...

Saludos Mr. Laufer.

Bastante bueno tu artículo, no debe agradar a algunos de tus lectores, pero bueno, no siempre se puede hacer felices a todos.

Tengo algunas consideraciones:
-Creo que hay que deberías revisar o especificar lo que tú entiendes por libertad. Creo, luego de un rastreo de tus escritos, que unes libertad con progreso y capitalismo muy arbitrariamente, y olvidas en algunos casos otro tipo de libertades, etc. Siempre que te refieres a libertad lo haces acotando que es libertad a desarrollarse.
-A raíz de esto que te axpuse anteriormente, creo que puedo explicar cuando me refiero a los criterios culturales. No todos los pueblos creen en el progreso de la manera en que es concebida en EEUU y otros países "desarrollados". Recuerda que la visión de mundo americana es sumamente positivista, pero esta visión no es compartida en gran parte del mundo en que se tienen otros principios significantes, otros símbolos sobre los cuales fundan sus edificios culturales.
-Tú no compartes ese criterio de los nuevos objetivistas respecto al intervencionismo militar? Me da la impresión de que es así.
-Los EEUU se vieron afectados directamente por el fascismo cuando Japón atacó Pearl Harbor. Sin duda Norte América no iba a luchar sólo contra el Imperio del Sol Naciente, sino contra sus aliados del Eje, que mantenían sometidos o bajo ataque a los aliados de EEUU en Europa. No fue sólo para liberarlos del yugo nazi sino porque era necesario para una victoria total.
-Veo que haces un comentario sobre Vietnam en el que haces referencia a la negativa de Rand a apoyar dicha intervención y luego hablas de importar la libertad allí donde no la hay. Has revisado bien lo que ocurrió allí? A quienes pretendía poner el gobierno de Washington a la cabeza del Estado en Vietnam?
-Qué rescatas del Objetivismo de Rand?
-Eres más crítico de Rand o de sus sucesores?

Bueno Oliver, por ahora me retiro, espero tu respuesta. Un besote!!!

Paty.

P.S: Me agradó mucho tu carta, si no la respondo hoy, lo hago mañana!! =D

7:31 AM  
Anonymous Iom HaHofesh said...

Saludos.

Me gustarìa que usted diga su definiciòn de "metafìsica", puesto que Rand no niega la metafìsica, Rand defiende una metafìsica objetiva, es decir, una realidad que es percibida por la conciencia pero independiente de la misma.
--
Visto que soy experto en Algebra Lineal le podrìa poner como ejemplo que, aunque usted pueda inventar muchas operaciones de "suma", solo hay una suma que se corresponde con la realidad. Defender ello es una posiciòn objetiva y no una negaciòn del Algebra Lineal.
--
Saludos.

4:59 PM  
Blogger Oliver said...

Respuesta a Javier.

Gracias a ti por leerme! ¿Qué pasó con Trapantojo? Ya no tiene posts. La primera vez que la vi me hizo mucha gracia porque el diseño de Antonio (Road to Freedom) lo hice yo. Si tengo que elegir, yo me quedo con adam Smith y David Hume en ese aspecto. Es cierto que somos los liberales egoístas en cierto sentido, pero no es la forma correcta de decirlo (mira lo que le contesto a Patricia para que me entiendas), yo soy tajante al defender mis ideas y no quiero, ni mucho menos, suavizar el liberalismo: creo que el de egoísta es un término muy globalizado que se malinterpreta.
Muchos saludos!

11:44 PM  
Blogger Oliver said...

Respuesta a Patricia:

Señorita Ávila:
Estaba esperando tu opinión. Voy a ver si puedo responderte de la forma más precisa posible en todo. Aunque hay algunos apartados donde no capto bien tus premisas, ya lo notarás un poco en mis respuestas.
Voy poco a poco, como podrás notar introduje algunas de mis posturas ante tus críticas anteriores, pero es que ahí diste en el clavo y tocaste justo un tema que quería desarrollar en un artículo, que obviamente no he escrito aún.

Mi concepto de libertad lo tengo clarísimo porque soy liberal: mi concepto de libertad consiste en que toda persona pueda actuar y realizar lo que desee siempre y cuando no atente contra otra persona. O sea, cada persona está facultada a llegar hasta donde sus capacidades se lo permitan y nadie puede intervenir en ello. Cada persona está capacitada para tomar todas las decisiones necesarias que engloban su existencia. Todos estamos en nuestro derecho de decir, hacer, pensar y conocer lo que queramos. Creo en el Estado limitado, es decir, el Estado sólo está para vigilar las normas del juego, para asegurar la ley, el derecho y las libertades de todos. Además, el Estado puede ayudar a la formación de las personas situándolas en un contexto de igualdad de oportunidades, incluyendo el aprendizaje necesario para moverse en el mundo. No estoy seguro si eso era lo que querías que te dijera. Asocio libertad con capitalismo y progreso porque las tres, en ese orden, son completamente interdependientes. Sin capitalismo no hay libertad y si no hay libertad no hay progreso. Podrías pensar “bueno, en Europa se suprimen algunas libertades para colaborar con las personas en otros aspecto con ayudas sociales, pero de todos modos siguen siendo libres”, yo creo que las intervenciones en ese talante –me refiero a la intromisión del Estado en las personas- suprimen las libertades porque suprimen nuestra capacidad competitiva. No creo que en este momento, con esta anotación, esté siendo lo más claro posible (tengo un dolor de muelas que me está matando). Más Estado es menos sociedad y cuando hay menos participación de la sociedad hay un menor progreso global (lo explico bien en un artículo titulado La Europa socialdemócrata y el liberalismo humanista, léelo cuando puedas). ¿Te parece que hago esa asociación de libertad con capitalismo y progreso arbitrariamente? No te entiendo. Traté de buscar de donde sacas eso pero no lo veo. Si da la impresión de que lo hago pues no es así. Como te dije, es una asociación constante. Aunque a veces hable de uno o de otro sin nombrarlos a todos ¿será eso? No lo sé. En esto me refiero a que no entiendo algunas de las cosas que me preguntas. No sé exactamente a que te refieres.

Estoy completamente de acuerdo contigo en que no todos tienen la misma idea de progreso que los americanos. Es más, creo que es un argumento que defendería de ser necesario. Lo que critico es a quienes dicen que la democracia no es necesaria en tal o cual lugar porque la mayoría de la gente que vive en ese lugar así lo desea. La decisión de la mayoría no es siempre la correcta: mira a Chávez que tiene una gran mayoría detrás, tú y yo sabemos como está Venezuela desde que Chávez asumió el mando. O mira al pueblo alemán cuando pusieron, con unos 19 millones de votos, a Hilter en el poder. El modo de vida que tenemos los occidentales es infinitamente más evolucionado y más avanzado que el de gran parte de las demás culturas en muchísimos aspectos. Y en los lugares donde no existe nuestro modo de vida, existe anhelo de que éste pueda imponerse y pueda establecerse, existe. Critico a quienes dicen que Irán es una república islámica, por ejemplo, porque el pueblo lo quiso así, siendo esto un argumento lamentablemente muy utilizado. Entonces, según ellos, Irán debe seguir siendo una república islámica y no debemos hacer nada para impedirlo. Lo peor es que lo dicen quienes hace 60 años se estaban consumiendo en la peor guerra que ha vivido la humanidad.

Sí, claro que comparto con los actuales objetivistas la guerra al terrorismo, el restablecimiento de la democracia en Afganistán, el derrocamiento de Hussein y establecimiento de la democracia en Irak. Creo que es lo que más he defendido, sobre todo en mis últimos artículos, y en todos, la verdad. Creo que ese ha podido ser, siempre y cuando no se radicalice y defienda los valores correctos de libertad, el mejor cambio que han podido asumir los objetivistas, sobre todo después de haberse encerrado como lo hicieron en la década de los sesenta y setenta (y como muchos lo hacen ahora, a pesar de todo). Creo que es una filosofía muy fanática, muy entregada, me recuerda, paradójicamente a la iglesia de la cienciología. De hecho, me recuerda mucho al Marxismo en ese aspecto, porque defienden de forma galopante y militante en muchos casos la doctrina, incluso siendo ésta la correcta en muchísimos aspectos de la vida cotidiana y siendo ésta la filosofía que más autonomía le da al hombre. Yo no comparto todos sus dictámenes y soy liberal, capitalista y ateo.
Cuando se defiende la personalidad y la identidad de la persona no se puede caer en el fanatismo y en la subordinación porque ahí no se tiene ni personalidad ni identidad. El Objetivismo, he visto, es una filosofía con muchos seguidores exaltados, por ejemplo, sería difícil encontrar en EE.UU. o incluso en Francia asociaciones kantianas o cartesianas como hay de las objetivistas, que defiendan dichas filosofías de la forma en que lo hacen los objetivistas.

En lo que comentas de la segunda guerra mundial estoy completamente de acuerdo contigo, de hecho eso es lo que pretendo decir: doy argumentos por los que la intervención de América en Europa habría sido necesaria, sin haber habido antes un contacto directo entre América y Europa. Pero un objetivista randiano se habría negado a ello puesto que ni Alemania ni Italia bombardearon Peral Harbor. Con respecto a Vietnam quise hacer un artículo completamente pasivo, la de Vietnam es una guerra que me incomoda muchísimo porque se gestionó muy mal, empezando porque el gobierno de Kennedy inició el envío de tropas sin declarar guerra alguna. Yo lo que hago es citar casi textualmente las palabras de Rand en un artículo que ella escribió sobre el tema. Antonio Mascaró dice en un artículo lo siguiente en referencia a la guerra de Vietnam y Ayn Rand: “Rand consideraba que era una aberración exigir el sacrificio de un país para sacarle las castañas del fuego a otro. Peor todavía, era una cruel hipocresía derramar sangre americana en las junglas lejanas en nombre de la libertad cuando los Estados Unidos se estaban desplomando por el precipicio de la dictadura socialdemócrata hacia el abismo rojo.”

¿Qué rescato del objetivismo de Rand? Te puedo decir lo que no rescato: creo que el fanatismo nunca trae cosas positivas. Hay una frase muy bonita de Wiston Churchill que dice que “un fanático es alguien que no puede cambiar de mentalidad y no puede cambiar de tema.” Creo que hay que ser crítico, abierto y racional. En otro aspecto: yo si voy caminando por la calle y veo a un delincuente golpeando a una viejita con un bate en la cabeza y sé que tengo capacidad de defender a la viejita, lo hago, sabiendo incluso que asumo un riesgo considerable al hacerlo. Creo que ese es el mayor humanismo que puede tener un liberal y creo que esa es la mayor solidaridad que puede tener una persona: asumir un compromiso con otra y salvarla del mal. Quien sabe si luego la viejita me sirve para hacer negocios o incluso para salvarme a mí de algún desalmado delincuente.
No me considero una persona egoísta. Creo que el egoísmo es un término absolutamente global. Mi egoísmo es el siguiente: me interesa el beneficio individual y prefiero quedarme con mi dinero que dárselo al Estado para que éste se lo dé a alguien a quien no conozco. En ese sentido si se me quiere calificar de egoísta, yo simplemente me calificaría de ser racional. No tengo ninguna sensibilidad social en ese aspecto, y creo que hay más progreso mientras más acoplamos a Darwin en la vida corriente. Coincido con la idea de que comerciamos porque somos seres sociables que queremos vivir bien, y eso es parte de nuestra naturaleza. El egoísta es el Estado, no el individuo.

Soy crítico con Rand y con sus sucesores en distintos aspectos. Lo mostré en el artículo.

¡Un beso para tí!

11:44 PM  
Blogger Oliver said...

En respuesta al mensaje suprimido:

Estimado antiguo compañero:

Aunque pudo haber sido una tarea ardua, la de poder escribir un comentario con todos los acentos, las comas y las palabras en donde van, le invito a que la próxima vez participe haciendo uso, claro está, de su intelecto, de la lógica, de la razón y de la coherencia. Aquí no sirve los lenguajes peyorativos -ya bastante peyorativo es el modo de vida caraqueño, digo, por ahora, gracias a los que piensas como usted-. Los graduados del ANB presumen sobremanera de ser más que lo que son: recompensa para aquellos que lamentablemente estudian una carrera que poco tiene que ver con lo que realmente deseaban. Pero esa es la mentalidad que hace que Venezuela esté como esté.
¡En cambio Chile es un país sorprendente!

Además, ex compañero, recuerda no dejar, para la próxima vez el IP de tu PC en mi Netstats. Y si tienes algo interesante que decir sobre política, filosofía o historia te invito a que participes cuando quieras.

Un saludo.

1:40 PM  
Blogger Oliver said...

Accidentalmente borré la respuesta a Iom, por suerte las guardo siempre, la coloco de nuevo:
Respuesta a Iom:Yo entiendo Metafísica como lo que es: Meta (más allá) -de la- física. Es decir, al hablar de Metafísica, me refiero a la realidad que trasciende del hombre, a la otra realidad que no podemos percibir empíricamente, la que supera nuestros sentidos. La metafísica que los objetivistas llaman “objetiva” no es más que decir simple y llanamente que la Metafísica, como su nombre indica y como la filosofía la ha dado a conocer al mundo, no existe. Efectivamente, expliqué en el artículo que Rand cree en una única realidad, que es la realidad exterior al individuo en la que vivimos, bajo la cual tomamos nuestras decisiones y la cual es cognoscible a través de los sentidos humanos, independientemente de lo que el individuo que la percibe piense o sienta o anhele en ella. Rand afirma la existencia de una única realidad, que es la que vivimos y no trasciende de nosotros. Allá aquellos que quieran llamarla Metafísica.Un saludo.

4:43 PM  
Anonymous Patricia Ávila said...

Hola de nuevo Oliver.

Estaba sumamente ocupada y no había podido responderte, aunque ya había visto tu mensaje antes.

Bueno, vamos a vuelo de pájaro, ya que me escribiste sobre muchas cosas: La libertad, interesante lo que dices, pero no es la primera vez que veo ese argumento. En ese sentido vale igual la palabra de un anarquista a la de un liberal, ambos acoplan a la libertad a sus principios. El anarquista a través de la eliminación del Estado y la emancipación del consumismo y la competencia para abogar por el apoyo mutuo y la autogestión local, se busca la felicidad a través de la convivencia pacífica y solidaria con los demás individuos. Por el otro lado, el liberal considera que a través de la acumulación de capitales y de bienes materiales puede facilitar su existencia y liberarse de los limitantes del Estado o de la pobreza, su método, no el apoyo mutuo sino la competencia... Ambos sujetan arbitrariamente al símbolo "libertad" a una serie de pre-supuestos impuestos por cada ideología. Lo interesante, me parece a mí, es que la libertad es sumamente subjetiva, como he dicho en otras oportunidades, creo que los únicos que podrían hablar de libertad con mayor claridad, son aquellos que carecen de ella.

Hiciste un comentario al final sobre acoplar las ideas de Darwin a la vida cotidiana puede mal interpretarse enormemente... Pero más allá de esto, creo que ya se aplica, simplemente el sistema capitalista no permite que aquellos que ya se encuentran por debajo, logren surgir de nuevo, ello no le conviene a quienes ya se encuentran arriba, deben mantener el status cuo, sería de una gran ingenuidad pensar lo contrario. El sistema capitalista se mantiene bajo un precepto total de clases, eso no fue inventado por Marx, quien, dicho sea de paso, debería ser revisado de una manera más profunda por los liberales antes de emitir juicios tan alegres. Una cosa son los marxistas y otra Marx (quien a mí personalmente no me gusta). Es una visión totalizante, pero: acaso la capitalista no lo es?

Otra cosa que manejas alegremente es la idea de progreso: ya Foucault, el mismo Nietzsche y otros filósofos han desmontado de manera ejemplar. Crees de verdad en una línea de la Historia? Una línea evolutiva? En el trascendentalismo? Ummm, no lo sé, pero creo que eso va a dar para unas cuantas conversaciones filosóficas al respecto. ;)

Por otro lado, no quiero que pienses que yo creo que la democracia sea algo que pueda relativizarse a las costumbres de un pueblo determinado, pero sí sus formas, sí algunas concepciones que aplican al mundo occidental y tal vez no al oriental. Te recomiendo que leas a Spengler (obviando que fue un asqueroso fascista), y objetivamente observes lo que considera él que mueve a cada civilización, es bastante interesante (obviando también su linealidad histórica). No creas que soy una demócrata ciega que cree que la mayoría siempre tiene la razón, de hecho creo que casi siempre se equivoca, pero el sistema está hecho para que sea así, o no?

Para que no te quepan dudas: No creo en una "conspiración" y no creo en todos los mitos que cuenta la izquierda latinoamericana respecto a las intenciones y planes que tiene EEUU en este sub-continente.

Bueno Oliver, un besote!!! Estamos hablando.

P.S: Me parecieron bastante desagradables los comentarios que te dejaron aquí, no sé por qué la gente se toma las cosas de forma tan personal... >:(

8:01 AM  
Blogger Oliver said...

Ay Patricia, te mando un e-mail. Si llegas a leer esto (cosa que dudo porque ya tengo uno nuevo publicado) intenta leerlo y déjame tu opinión. Es sobre Borges.
Un beso muy grande.

7:31 PM  
Blogger J. said...

Oliver,
Desde que lei La rebelion de atlas me han fascinado muchos de los conceptos de Ayn. La exaltacion de la libertad y el poder de la razon. Me parece especialmente interesante viviendo en un pais latinoamericano, donde el populismo muchas veces a dado definiciones erroneas del liberalismo con fines politicos.
Igualmente, tengo mis reservas respecto a ciertos aspectos del objetivismo. Tu post es muy bueno. Tengo solo un comentario..no me parece que debamos juzgar el pensamiento de acuerdo a las malas interpretaciones que otros hicieron de el.
J.
www.variantesanaranjadas.blogspot.com

2:00 AM  
Anonymous prometeo said...

Hola Sr.Laufer

Me pareció muy interesante tu artículo. Pero no me quedo muy en claro tu desacuerdo con la filosofía de Rand.
Además en un titulo tú pusiste "las contradicciones del objetivismo" pero no encuentro en el texto ninguna clase de contradicción en los pensamientos, conclusiones o postulados de su filosofía, solo que ella defendía la no violencia incluso cuando dos grupos ajenos estaban en conflicto.
Estoy de acuerdo con usted cuando ponía el caso de la anciana en la contestación a las preguntas de Patricia, sin embargo no estoy de acuerdo con las intervenciones en conflictos internacionales o individuales ajenos.
Para mi la guerra contra el "terrorismo" en cierta medida esta bien, pero la guerra en Irak y la de Afganistán no.
En primer lugar porque grupos terroristas y no los estados mencionados fueron los causantes de los ataques.
En segundo porque la guerra no es la forma liberal correcta para convertir al mundo a la democracia, ya que la guerra impone y si queremos tener el derecho de llamarnos liberales debemos aceptar otras formas de pensar y cuando queremos cambiar la mentalidad de alguien debemos hacerlo a través de nuestros principios y convicciones, de manera que no se imponga nuestros propios ideales sobre la de los demás aunque no nos guste el de ellos, o nos parezca que la nuestra es la mejor opción y que esta es para el bien de los demás.
En tercero porque no esta bien sacrificar el propio país y las vidas de los soldados en los conflictos de otros países, y mas aun en uno que no lo pidió y que a cambio del esfuerzo no haya hecho mas que odiar e insultar la ayuda prestada. Este es uno de los motivos por los que estoy de acuerdo con Rand y la ética de su filosofía de no sacrificarse a otros, ni sacrificar a otros para si.

12:29 AM  
Blogger yi said...

Muy buen articulo, amigo.

No me pongo a comentar al respecto porque veo que no la sigues...

mejor me busco un foro, no?

Saludos, y no te confies de las viejecitas a las que estan robando, quizas sea complice del ladron y es tan solo una carnada!
;)

6:33 PM  
Anonymous John Mamerto said...

Me pregunto si el mariconcito autor de este blog será gusano o escuálido....en fin.

5:38 AM  

Post a Comment

<< Home