____ ____ ____ ____ ____ Oliver Laufer: II República en la actualidad y el voto femenino

Wednesday, March 09, 2005

II República en la actualidad y el voto femenino

Tras recibir algunos comentarios en mi anterior artículo sobre el Día Internacional de la Mujer, en los que algunos lectores afirmaban que es falsa la reseña en la que indico que la izquierda española fue la principal opositora de que la mujer pudiera ejercer el derecho al voto durante la II República, me he propuesto a reafirmar mis aseveraciones y demostrar cuales son las falacias que rodean este tema.

La actualidad, lamentablemente, está invadida por los prejuicios históricos. Este hecho objetivo en este tema, casi en su totalidad, se limita al contexto español. En esta ocasión no profundizaré sobre el antiamericanismo porque sería desviar el artículo a un tema mucho más complejo. Simplemente pretendo desmantelar las malas asociaciones históricas que en la actualidad entrelazan distintos valores dentro en un contexto erróneo.
La II República en la actualidad, por una gran mayoría, está directamente ligada a la izquierda. Esto se debe a un fallo histórico lamentablemente generalizado. La República no tiene ningún fundamento izquierdista. Un sistema republicano es el método de constitución del Estado más democrático existente, porque cada uno de los miembros que lo conforman es elegido a través del sufragio universal directo. En España, la II República comenzó con un gobierno provisional mixto conformado por los distintos partidos políticos de todas las ideologías: estaba desde Niceto Alcalá Zamora a la cabeza, hasta Manuel Azaña en alguno de los ministerios. Así hasta producirse las primeras elecciones generales. Elecciones que ganaron los socialistas con 115 escaños, este gobierno, en las siguientes elecciones, fue precedido por uno de derechas encabezado por la CEDA también con 115 escaños, y finalmente el último gobierno republicano fue el del Frente Popular, una coalición de partidos políticos encabezados por los socialistas. Recordemos que las Juventudes socialistas y las comunistas se fusionaron. Comenzaba la guerra civil española.
A lo largo de todo este proceso democrático, los liberales actuaron como fuerza intelectual que no política. La Agrupación al Servicio de la República obtuvo en la segundas elecciones republicanas tan sólo doce escaños y los Liberales Demócratas nada más que dos escaños. Esto supuso la desaparición de lo que en España llaman centro, actualmente dentro del lenguaje peyorativo directamente asociado con la derecha, ante la inexistencia de una derecha como tal. Por lo que izquierda-centro-derecha suponen errores terminológicos en la concepción política, errores que profundizaré en algún otro artículo.
Esta asociación que se hace hoy día de República = Socialismo/Comunismo, proviene, efectivamente, de que el mayor legado histórico de tipo “global”, de llamado dominio público, que mejor manejamos los españoles, es el de la guerra civil. Una guerra en la que se enfrentaron dos frentes totalmente opuestos: el socialismo y el fascismo. Un socialismo antidemocrático y un fascismo casi genocida. (Según Stanley Payne la República fusiló a 50.000 personas mientras que los sublevados a 60.000, a lo largo de la contienda). A esto le sumamos la ayuda de la URSS tras la imparcialidad de las potencias europeas de Francia y Gran Bretaña, haciendo que hoy cualquier asociación que se haga con el término República sea vista, a su vez, como una asociación con el término izquierda. Además, hay que agregar que el Rey Juan Carlos fue sucesor designado por Franco. La figura de Franco tampoco se profundiza: él fue republicano, republicano, claro está, contrario al último gobierno de la República. Fue Franco quien sofocó la revuelta anarquista asturiana en 1934 en defensa de la II República española. Quien mire los discursos de Franco en Burgos durante la contienda podrá encontrar en ocasiones muy repetidas vivas a la República. Agrego también que el Partido Popular en la actualidad defiende el sistema de Monarquía Parlamentaria, mientras que son los partidos socialistas o comunistas (Izquierda Unida e Izquierda Republicana) quienes se muestran más favorables a un sistema republicano.
Estos son un conjunto de prejuicios que en la actualidad se propagan de manera constante y generalizada, haciendo, pues, que la República en España sea directamente asociada con el socialismo y el comunismo. En lo más resumido posible: Estados Unidos es una República, en la que nunca ha habido ningún senador o congresista socialista y en la que el partido de la derecha (esto en términos europeos) es el Partido “Republicano”.

En cuanto al papel de la mujer durante la República, sí fueron los partidos socialistas quienes se opusieron al voto femenino. El primer gobierno provisional republicano, el mixto, promulgó una ley en la que todos los hombres mayores de 23 años podían votar. Esto no incluye a las mujeres. Asimismo, sacerdotes y mujeres podían ser diputados. De aquí salieron tres diputadas: Clara Campoamor, gran defensora de los derechos de la mujer, Victoria Kent y Margarita Nelken, radical la primera, y las dos siguientes representantes de dos partidos socialistas: Izquierda Republicana y Partido Socialista.
Una nueva ley daba el derecho al voto a las viudas y a las solteras, ya que las mujeres casadas que ejercieran el derecho al voto democrático podían traer disputas a casa, en donde el marido, cabeza de familia, era quien debía ejercer el voto. Aquí viene la oposición de la izquierda en el tema, se temía que la mujer estuviera aún muy ligada a la iglesia católica y a los ideales más conservadores, en términos naturales: derechistas, que pusieran en peligro la estabilidad republicana. Por esto, y no por otra razón, fueron los partidos de la izquierda española quienes se opusieron al derecho al voto femenino. El 1 de septiembre de 1931 el Partido Radial-Socialista presentó una enmienda para limitar el derecho al voto únicamente al género masculino. El mundo de la ciencia, al día siguiente, dio supuestos argumentos en los que se afirmaba que la mujer era biológicamente incompetente para ejercer el voto, ya que no tenía noción de raciocinio sino que se dejaba llevar por la emoción y los sentimientos. Parece una afirmación medieval pero así era la España de 1931.
Los principales opositores al derecho al voto femenino fueron los republicanos de la izquierda, esto engloba a todos los partidos de doctrina socialista o comunista, como también a los radicales y los radicales-socialistas. Acción Republicana, pidió que se les concediera el voto a las mujeres mayores de 45 años ya que a esa edad podían haber conseguido la madurez necesaria para ejercer este derecho.
Posteriormente se presentó una enmienda –rechazada, por suerte, con 153 votos en contra y 93 a favor- en la que se pedía el derecho al sufragio a las mujeres si únicamente votaban por partidos reaccionarios. Entiendo yo “reaccionarios” en este contexto, lamentablemente, como ultra-conservadores, y el uso del prefijo no es excesivo. Además de ser conservadores económicos, eran nefastos conservadores morales y este artículo es una prueba clara de mis aseveraciones.
Entre las diputadas femeninas no hubo tampoco acuerdos: Campoamor estaba a favor del voto femenino, a diferencia de los demás diputados de su partido, quienes votaban en contra, mientras que Kent se opuso rotundamente a este derecho. Por lo que los debates entre ambas eran sinónimo de burla entre los demás diputados del congreso.
Finalmente sale a la luz una enmienda para la igualdad de sexos en el derecho al voto. Votan a favor todos los partidos de la derecha y nacionalistas periféricos, además del Partido Socialista. También vota a favor la Agrupación al Servicio de la República, partido liberal más importante conformado por Ortega, Marañon, Ayala y otros intelectuales de la época.
Votaron en contra Acción Republicana, Radicales-socialistas y el Partido Radical, esto sin incluir a Clara Campoamor que se quedó, junto con otros cuatro diputados de su partido, completamente sola.
Lo demás, como dicen los británicos, es historia corriente. Una historia corriente invadida por los prejuicios, la ignorancia y el desconocimiento histórico. Actualmente España es una gran nación, pero todo lo que ha logrado ha sido a duras penas. Churchill habló de sangre, sudor y lágrimas en la Casa de los Comunes durante la II guerra mundial. Eso es exactamente lo que han vivido los españoles a lo largo de toda nuestra historia. Hoy ya casi ni lo sentimos. Pero, antes que nada, no debemos olvidarlo nunca y para eso debemos conocer nuestra fábula correctamente. Las utopías no sirven para hacer historia.

13 Comments:

Anonymous Anonymous said...

Ahora resultara que franco era moderno .

7:13 PM  
Blogger Oliver said...

Si con moderno te refieres a lo que hizo para sofocar la revolución asturiana de 1934, creo que te equivocas. Los asesinatos en masa no son modernos, así sean a servicio de la República. Esto lo digo incluyendo a los fusilamientos de los 34 religiosos por parte de los anarquistas asturianos.
Si en cambio es una premisa que engloba todo el artículo para asociar a la derecha republicana y su defensa del sufragio femenino directamente con Franco, pues lee el artículo nuevamente y no presumas de ignorante tan deprisa.

7:40 PM  
Anonymous Patricia Avila said...

Saludos Oliver, gracias por la aclaracion, muy bonito como redactas.

Por eso dije que no conocia muy bien el papel de los republicanos (los de izquierda) respecto al voto femenino ;-), pero no puedo dejar de recordar el papel de grupos como la Falange sobre este topico... Te recomiendo buscar material.

Por otro lado, respecto a tus comentarios sobre Tatcher y las demas, yo entiendo que las colocaste alli porque comparten tu ideologia, pero no es precisamente por su papel como mujeres, como representantes de la mujer o de la feminidad que ellas resaltan, eh?

El problema de la mujer va mas alla de que la mujer tenga derechos, sino de el esquema patriarcal en que vivimos. No quiero sonar como una feminista radical o como ningun tipo de feminista porque no lo soy.

Seria interesante que alguna vez se estudiara con mayor profundidad las sociedades de mujeres en algunas culturas, su trato entre ellas, sus sociedades secretas, sus variaciones gerarquicas respecto a la de los hombres, etc, etc.

Lo que no comparto del ideal "liberal" es que globalmente no se plantea nunca una forma de entender a la vida y la posicion del hombre ante ella (nisiquiera Ayn Rand lo hace). Lamentablemente se quedan en la superficie del "animal politikon", en terminos de democracia, "libertad" y una profunda profunda profunda moralidad, incluso los que se declaran ateos...

Pero voy a ahorrar mis pensamientos para cuando escribas algo al respecto, te parece?

Un beso.
Atte: Patricia Avila.

PD: Es gracioso, pero los hombres que conozco mas machistas y los que tienen peor a sus mujeres en terminos de libertad son "liberales"...

proserpina1984@hotmail.com

8:35 PM  
Blogger cucucais said...

Grupos como la falange, que yo sepa no estaban formados durante esa época.
otra cosa mariposa...cito de mi libro:
"en Gran Bretaña el Parlamento aprobó el sufragio femenino en 1917". Es decir los british están más modernos que los Franceses que hasta 1938 no lo consiguen...
Otra cosa: ¿De qué tipo de machismo hablas por parte de esos amigos "liberales"?

9:37 PM  
Anonymous Patricia Avila said...

Como que no existia la falange? Yo hablo de tiempos previos a la Guerra Civil...

Muy buena la cita de tu libro.

Al machismo al que me refiero es a ese "no puedes pensar diferente a mi", "no puedes hacer nada sin que yo lo sepa", "no puedes salir con nadie que yo no conozca". Por supuesto estas son excepciones y no quiero decir que sea una caracteristica de los liberales, pero si de la mentalidad conservadora... Ojo, los marxistas se comportan algo parecido.

11:05 PM  
Blogger cucucais said...

Eso se llama matrato personal y pasa en toda la sociedad, no tiene por qué ser machismo

7:09 PM  
Anonymous Anonymous said...

Me ha gustado tu blog. Si tus datos del "perfil" son veridicos, tienes mucho mérito. Suerte.

2:23 PM  
Blogger Esther said...

Patricia, guapa, fijate que soy una mujer "liberal" y, curiosidades de la vida, los hombres que conozco más machistas y los que tienen peor a sus mujeres en terminos de libertad son... "sociatas", sólo que a mí no me parece gracioso.
Me gusta como debates ;))

12:13 PM  
Anonymous Patricia Avila said...

Gracias Esther.

Tienes razon, no es nada gracioso, queria ser sarcastica. Los socialistas, y no tanto los socialistas como los comunistas, son bastante autoritarios en muchos sentidos. Quizas por ello me ha llamado la atencion la cuestion del machismo entre algunos casos particulares en familias liberales.

Algo que me llama la atencion es que en ciertos casos "liberal" va de la mano con "conservador". Liberal en terminos economicos y conservador en terminos morales. He llegado a ver casos extremos en los que ciertos individuos llevan al extremo tanto su discurso de laissez-faire como su moralidad mas extrema, incluso algunos que se llaman a si mismos ateos o agnosticos. Claro que tambien he visto casos de liberalismo tanto economico como moral (el caso de Cheney tal vez, al menos en cuanto a los homosexuales), pero me parecen excepciones.

Hay que tener claro que no todos los liberales son objetivistas, basta con recordar tambien la estrecha relacion entre el capitalismo y el protestantismo que cambia la nocion catolica de trabajo=castigo, por trabajo=redencion (a Dios rezando y con el mazo dando).

Creo que seria interesante un debate de este tipo en espacios abiertos como este, sobre todo si el señor Laufer nos lo permite.

Gracias.
proserpina1984@hotmail.com

4:20 AM  
Blogger Oliver said...

El señor Laufer está encantado de leer este tipo de debates en su blog. Un saludo y muchísimas gracias por leerme!

8:25 PM  
Anonymous Patricia Avila said...

Hola señor Laufer.

Que bueno que le agraden estos debates. Y ya dejando el trato tan impersonal, me gusta mucho como escribes, aunque no comparto tus ideas creo que eres bastante listo. Agregue tu direccion de correo a mi messenger, pero no se si fue que no me aceptaste o que no te conectas nunca.

Espero que me agregues tu para debatir mejor y sin tan prolongada espera entre respuesta y respuesta (siempre reviso tu blog porque tengo la mania de revisar todos y cada unos de los que estan entre mis favoritos).

Tienes tiempo sin postear nada...

Un beso.
Atte: Patricia.
proserpina1984@hotmail.com

7:34 AM  
Blogger Embajador en el Infierno said...

Oliver, me parece excelente el recopilatorio que has hecho. Sin embargo yo creo que la historia que has contado no es completa. Y me explico.

En general el sufragio universal en España fue rechazado por cualquier partido, facción o persona que ocupó el poder desde que se instaló el sufragio restringido. Tanto durante la I República, como durante los gobiernos liberales de Cánovas y Sagasta el sufragio universal y el voto femenino eran vistos como la mejor manera de conseguir que las fuerzas anti-liberales capitaneadas por el carlismo se hicieran con el poder. Se reconocía de esta manera la verdadera fuerza social que tal movimiento político tenía y por otro lado esta actitud desdecía bastante de actitudes supuestamente "liberales".

De modo que el asunto del voto femenino no era un problema de las "izquierdas" sino mas bien un problema histórico del liberalismo que solo accedió a implantarlo una vez comprobado que el sistema político liberal era lo suficientemente fuerte como para no sentirse amenazado.

Esta, yo creo, es la verdadera historia, estando de acuerdo por supuesto con los hechos que relatas.

5:21 PM  
Blogger Roberto Iza Valdes said...

This comment has been removed by a blog administrator.

2:56 PM  

Post a Comment

<< Home