____ ____ ____ ____ ____ Oliver Laufer: Desde Caracas

Wednesday, January 05, 2005

Desde Caracas

Estoy en la capital de Venezuela, y desde hace ya varios días tenía en mente comentar lo que he visto en Caracas a lo largo de mi estadía que, conociendo este país perfectamente desde toda la vida, nunca me había dejado tan impactado como en este viaje. El socialismo chavista ha destruido el país hasta los límites más extremos. El modo de vida actual, la sociedad, la mentalidad de los venezolanos, han cambiado vertiginosamente en los últimos años. Venezuela ha dejado de ser un país de inmigrantes lleno de facilidades, de belleza y de oportunidades para convertirse en un verdadero territorio tercermundista.

Hay una fuerte incultura política en el bando de la oposición antichavista. Hubo cierta fusión entre todos los partidos democráticos venezolanos para contraponer al partido de Chávez, pero asimismo, no existe, en ninguno de los partidos, un líder sólido que confronte a Hugo Chávez. La oposición no defiende ninguna ideología concreta. Más bien, en la mayoría de los casos, desconocen el sistema político que defender y simplemente son lo que son: antichavistas. Muy pocos se definirán como liberales, socialdemócratas, etcétera. No porque no les interese, sino porque lo desconocen.

Esto es muy importante. Me impresiona el desconocimiento político y la desorganización de la oposición venezolana. Asimismo, cuando encuentro a algún individuo con sus ideales bien remarcados puede ser asombroso escucharle. Existen pequeños grupos de intelectuales venezolanos liberales pero son muy reducidos.

Creo que hay mucha fe en el bando antichavista, y eso los mantiene despiertos. Siempre escucho a los liberales más jóvenes de España criticar el patriotismo moderno. Si no fuera por el patriotismo venezolano la oposición e estos momentos no sería nada. Aquí la gente ama a Venezuela, independientemente de la ideología que defiendan o del credo que sigan, no hay complejos de lealtad a la Nación. No son acusados de fascistas por amar el país en el que viven. No son, en eso, como es España.

Se han organizado las manifestaciones más multitudinarias del planeta desde la caída del muro de Berlín, hasta que llegó el 11 de marzo, que batió nuevos records. La gente aquí es capaz de sumergirse en una verdadera guerra de guerrillas urbanas con tal de sacar del mando a Hugo Chávez. La Guardia Nacional (una policía militar) dispara gases lacrimógenos contra sus propios conciudadanos en las movilizaciones a las que asiste todo el mundo, desde niños hasta los más ancianos.

No es una cuestión racial, pero en el bando chavista hay un predominio negro. Mientras que la oposición está compuesta por los antiguos inmigrantes, sus hijos y nietos, que vinieron de Europa hace ya cincuenta años o más. Asimismo no hay distancias, no he visto racismo. Las empleadas domésticas, por ejemplo, y su jefe particular, pueden mantener una buena relación sin muchas barreras de nivel social. Pero eso no evita que uno sea chavista y el otro demócrata.

Si dije que Chávez era un timócrata en parte me arrepiento. No lo es: es un tirano. De ahí a que juegue a los dados –si es que sabe- con el destino de una nación que cada día está más pobre y hambrienta. Las chavolas, que antes, hace mucho, ocupaban una importante zona de la periferia caraqueña, ahora se han expandido por toda la ciudad, montaña abajo, yaciendo por doquier los “ranchitos” donde vive más de la mitad de la población venezolana y, obviamente, todos los votantes de Hugo Chávez.

Tuve la oportunidad de conversar con un taxista chavista y, según él, es injusto que unos tengan y otros no. Por lo que Chávez está haciendo bien quitándole a los ricos para darle a los pobres. “Si somos pobres que lo seamos todos”. Y bajo ese ideario se sustenta buena parte de la población venezolana. De ese mismo modo, ese hombre ignora que el hecho de que gane mensualmente unos 350 mil Bolívares y lo atraquen todas las semanas, sea por culpa del gobierno de su país.

Desde el 13 de diciembre al 31 de ese mismo mes hubo poco más de 100 muertes en accidentes de tráfico a nivel nacional. En el último fin de semana del año murieron asesinadas 157 personas, un tercio de ellas en la capital venezolana. Unas dos mil personas en diciembre fueron asesinadas en Venezuela. Unos 13 mil individuos este año. Más que en todos los anteriores. Si cogemos los asesinatos de los 10 años previos a Chávez y los sumamos puede que apenas alcance los 13 mil homicidios. Así funciona la seguridad chavista.

El 75% de las familias, según un periódico nacional, pasa el mes con 275.000 Bolívares, que al cambio actual serían poco menos de 100 €. Las familias, mientras más pobres más numerosas. La natalidad excesiva es lo que ha contrapuesto la mortalidad garrafal del país.

No se recomienda mucho salir de noche. Unas copas con los colegas pueden significar la muerte. No exageran cuando lo dicen. Además, para evitar desgracias, es recomendable cambiar la vía que se utiliza para ir al trabajo, etc., por otra alterna y así evitar persecuciones para robo o secuestro. Después de las 9 pm está todo muy oscuro, Caracas no es una ciudad peatonable, la gente se ha acostumbrado a los Centros Comerciales que gozan de una fuerte seguridad privada. Asimismo, supe de los robos (con traumatismo incluido) de quienes hacen uso de los Servicios de uno de los Centros Comerciales más colosales de la capital venezolana.

La propaganda chavista está en todas partes. El gobierno gasta muchísimo dinero en hacer auto-propaganda. Por toda la ciudad, incluso al llegar, en el aeropuerto, uno puede ver imágenes de Chávez abrazando niños, ayudando a sus semejantes o colaborando con el pueblo. El slogan es: “El gobierno bolivariano avanza”. Está en todas partes, tomando en cuenta que falta mucho para las elecciones veo ya cuales son las intensiones de dicha publicidad. También se hace apología de la descentralización que con tanto esmero su gobierno ha logrado aumentar, defendiendo con afán la economía social, mientras los venezolanos mueren, y mueren y mueren…

También me hizo mucha gracia que frente el avión presidencial, en el Aeropuerto internacional Simón Bolívar, ondeaban las banderas de Venezuela, Cuba y España, aún no la de China, país del que Chávez acababa de llegar hace unas semanas y el cual ha defendido con mucho ímpetu y nostalgia. Ese gran país que es China.

No hay mucho antiamericanismo como en Europa. Me alegró encontrar los ensayos de Revel en casi todas las librerías a las que he ido. Aunque siempre están al lado de las novelas (digo novelas) de Michael Moore, a quien idolatran como si de un Dios se tratara. Pero odio a los Estados Unidos no he visto. Sí a España: todavía hay resentimiento porque los colonizadores españoles asesinaron indígenas hace unos seiscientos años. Además, tachan a los gallegos de ignorantes extremos; tan ignorantes, digo yo, como para votar a Rodríguez Zapatero, claro está. Ni más, ni menos.

Además, y fuera de todo lo que he dicho, averigüé la biografía de mi tátara-abuelo que fue candidato a la presidencia por el Partido Liberal-Nacionalista, al menos soy liberal por mi rama americana. Por la europea mejor ni decirlo.

En fin, que si un socialista que viene a Venezuela continúa siendo socialista, no es que sea socialista sino gilipollas. Y muy a pesar del pensamiento en masa, nuestra ideología, liberales, no se basa en visiones personales sino en hechos objetivos.

10 Comments:

Blogger Alavés said...

Muy interesante Óliver. Chávez está destruyendo Venezuela y tu lo has visto in situ, lo cual es mucho más impactante. Muchos esperamos tu vuelta con ansias. Feliz año y feliz regreso Óliver.

Un abrazo liberal.

9:15 PM  
Blogger José María said...

El taxista reconocía en su estupidez lo que muchos sabemos, el ideal de la izquierda es que todos seamos igual de pobres y de estúpidos.

9:35 PM  
Blogger apfner said...

Un panorama aterrador, da pánico pensarlo. Esperemos que eso de la bandera de España en el aeropuerto no sea premonitorio de nuestra propia ruina, aunque las cosas por aquí con los planes secesionistas y la política económica de ZP tampoco invitan al optimismo.
De tu post me quedo con lo de tu tatarabuelo liberal. Que bien suena eso.
Feliz estancia, pese a lo visto, y buen regreso Oliver.

12:08 AM  
Blogger marine.fran said...

This comment has been removed by a blog administrator.

12:18 AM  
Anonymous Anonymous said...

Aquí os dejo un enlace con la penúltima actuación en contra del derecho a la propiedad del despreciable tirano. Como Madrazo en las Vascongadas:

http://www.libertaddigital.com/noticias/noticia_1276240951.html

1:21 AM  
Blogger Juicio Final said...

Saludos Oliver:

¿En qué fechas estuviste en Venezuela? Me extraña que no comentras sobre el mercado persa del Boulervard de Sabana Grande.

En todo caso de todas las cosas que me gustaría comentar sobre tu relato, sólo mencionaré una:

"También se hace apología de la descentralización que con tanto esmero su gobierno ha logrado aumentar, defendiendo con afán la economía social, mientras los venezolanos mueren, y mueren y mueren..."

Aquí no sé si te ganó la propaganda oficial, pero este gobierno no sólo no ha avanzado en la descentralización (por ejemplo siempre se ha negado a la transferencia de, digamos, la administración de los hospitales, a las respectivas gobernaciones) sino que ha hecho todo lo posible por hacer impracticable el nivel de descentralización existente al retardar la asignación de recursos a los gobernadores no chavistas.

En fin, si todavía sigues por aquí espero que disfrutes tu visita (puedes ir a la librería de CEDICE y encontrar La Rebelión de Atlas por Bs. 120.000,00, entre otros títulos liberales)

Saludos.

1:54 PM  
Blogger socialista honrado said...

¿Con tu último párrafo me estás llamando gilipollas? :)
Muy bueno tu artículo, como siempre. Lo de la bandera de España en el aeropuero me ha llegado al alma. De lo que se entera uno. Hay que joderse. Qué país!!!
Saludos.

11:58 AM  
Blogger Lobo Estepario said...

Así que "conociendo este país perfectamente desde toda la vida" dices que "Venezuela ha dejado de ser un país de inmigrantes lleno de facilidades, de belleza y de oportunidades para convertirse en un verdadero territorio tercermundista".

Jo, macho. Como se nota que tú en Venezuela si habías estado alguna vez del Country Club de Caracas nunca saliste.

Venezuela ha sido siempre un país tercermundista. ¿Te suena la palabra "ranchito" o desde La Guaira te desplazas por Caracas en helicóptero? Quizás creas que las viviendas de la barriada del "23 de enero" surgieron por generación espontánea tras la llegada de Chávez al poder. Algo así como esos creacionistas que dicen que Dios creó la Tierra con fósiles y todo.

Venezuela, como tantos otros países con altos ingresos provienentes de sus riquezas nacionales (véase Nigeria) ha tenido siempre una corrupción galopante. La corrupción se ha proyectado siempre desde las capas sociales más altas hasta la más bajas creando una anti-ética del trabajo y una actitud de "sálvase quién pueda" y "¿yo por qué no?". Finalmente la corrupción consumió el sistema político hasta hacerlo reventar y propiciar la llegada de una figura rupturista como Chávez.

Lo de tierra de inmigración es cosa del pasado desde hace ya mucho tiempo. Y si quieres decir por "tierra de oportunidades", más de lo mismo. Aunque hay quien cuenta (hablo de la familia de una compañera de clase y la de unos parientes lejanos en concreto) que gracias a los microcréditos en condiciones ventajosas le está yendo muy bien porque los unos han conseguido lanzar un pequeño negocio y los otros han conseguido tecnificar su explotación agrícola (no se vuelvan para España como el resto de la familia porque según palabras textuales "está haciendo dinero como nunca"). Eso sí, lo que todo el mundo coincide es que la seguridad ciudadana ha emperado de malísima a peor. Que recuerdo hace años leer en las noticias la cifra de muertos en Caracas y resultaba ser inferior a la de muertos civiles en Sarajevo ese fin de semana).

Por cierto, ese desmedido patriotismo venezolano, un fenómeno muy extendido en Latinoamérica en forma de "patrioterismo", no sólo nunca me ha despertado admiración sino que siempre me ha parecido el instrumento de las élites para crear un artificial "nosotros" en sociedades con tan grandes desigualdades sociales.

3:35 AM  
Blogger Oliver said...

Lobo,

Yo mis premisas no las baso nunca en falacias, y cuando argumento algo, estoy completamente convencido de que lo que digo es absolutamente correcto. Esta anotación no la hice como español turista, ni mucho menos es una visión personal de los hechos.

Soy venezolano. Nací y he vivido más de la mitad de mi vida en Venezuela. Conozco todo el país perfectamente. La razón por la que me fui no hace falta decirla.

Mi abuelo, por ejemplo, y por dejar la cosa en familia, como muchos otros españoles, emigró a Venezuela durante la última etapa del Franquismo, siendo Venezuela un país modernísimo por aquel entonces. Tuvo la oportunidad, yendo con una mano atrás y otra adelante, de hacerse millonario en pocos años. Cosa que han logrado un sinfín de inmigrantes y nativos. España era un país retrógrado, con una mentalidad retrasada en todos los sentidos. A Venezuela llegaban antes que a España los últimos sistemas más modernos, coches, electrodomésticos y la fabulosa televisión a color, cuando aquí había dos canales que funcionaban por horas. No existían los barrios de chavolas, y la degradación de Petare, el 23 de Enero, La Minas, o cualquier lugar que intentes sacar a relucir para difamar mi anotación, eran pequeños núcleos de viviendas obreras, nunca lo que hoy son.

Venezuela no ha sido siempre un país tercermundista. Te equivocas. Venezuela ha gozado de riquezas sin precedentes, y cuando la población total aún no alcanzaba los 10 millones de habitantes, la pobreza era mínima. La inmigración constituye un número elevado de la población. Cuando me refiero a un número elevado, me refiero a que superan los varios millones. Y no es algo que se limite a tiempos coloniales, si eso insinúas, ni tampoco a comienzos de siglo. Hasta hace 20 años la inmigración europea a Venezuela era descomunal. Y en los últimos 20 años ha aumentado la inmigración latinoamericana. Siendo Venezuela país receptor de ciudadanos de todo el continente.

El aumento del desempleo en los últimos años es enorme, sin precedentes. Roza más del 20% de la población activa, lo que significa que afecta a un 10% de la población total actual. Y un 25% de ésta, se encuentra dentro del empleo precario. Término que no se parece en nada al que utilizamos en España.

Los ranchos y todos los barrios en general han crecido muchísimo durante los gobiernos de Chávez. Mi última visita, después de trasladarme a España, fue en 2002, y los barrios por aquel entonces (que repito, los conozco desde toda la vida) no llegaban ni a la mitad de donde llegan hoy. Primero: la población de Caracas ha aumentado, debido a la inmigración desde el interior del país, de sus países vecinos y demás países del Caribe. Segundo: los ranchos, como lo son hoy, han aparecido con Chávez y no antes. Y eso es consecuencia de la gestión de su gobierno.

Tu visión del patriotismo no te la discuto. Aquí no analizo perspectivas personales.

Un saludo cordial.

2:16 PM  
Anonymous Anonymous said...

hola a todos. de verdad muy muy bueno tu punto de vista. y aunque yo soy de venezuela de verdad critico algunas cosas que resalta nuestro gobierno el dia a dia.

en cuanto a mi opinion. yo podria perfectamente decir q venezuela es un pais tanto con libertad de expresion como con problemas, problemas que cualquier pais, valga la redundancia, podria tener. podria decirce, en todo caso, que la politica vnezolana, o, en este caso, chavista, ha hecho con una gran parte de nuestros recursos cosas que no se han presentado a voto popular, y ese creo que es uno de los motivos por los cuales nuestro pais esta en vias de desarrollo. diciendolo de esa manera, mi pensamiento no acepta la palabra "tercermundista".
pero, viendo la parte de vicienda, habitat y economia venezolanos, creo que nuestro gobierno ha cometido diferentes errores graves como pars que se le someta a un acuerdo publico. asi que, en partes, apoyo tus hipotesis. tomando en cuenta que cualquier otro pais que se hace llamar "desarrollado", o del primer mundo, podria tener los mismos o hasta peores problemas q nosotros. gracias

12:25 AM  

Post a Comment

<< Home